Bienvenidos

Instituto de Altos Estudios de Derecho Penal y Derecho Procesal Penal, Comparado, un espacio latinoamericano, amplio y plural de debate, estudio, investigación, intercambio, reflexión y trabajo, constituido con la finalidad de favorecer la integración regional y participar activamente en el “proceso” al monismo jurídico.

Here
NIETO LOZA - La imparcialidad y el permitir al proceso avanzar en la dinámica incriminatoria

En Mendoza, a los veintiocho días del mes de febrero del año dos mil ocho, reunida la Sala Segunda de la Excelentísima Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario, tomó en consideración para dictar sentencia definitiva la causa Nº 91.435  caratulada  “F.c/NIETO LOZA, CESAR DARÍO Y NIETO LOZA, EDGARDO FABIÁN POR ROBO CALIFICADO EN GRADO DE TENTATIVA  EN CONCURSO IDEAL CON ROBO SIMPLE S/CASACIÓN”.- 

        De conformidad con lo decretado a fs. 341 quedó establecido el siguiente orden de votación de la causa por parte de los Señores Ministros del Tribunal: primero, Dr. CARLOS BÖHM, segundo Dr. HERMAN A. SALVINI y tercero Dr. PEDRO J. LLORENTE.-

            ANTECEDENTES:

Que a fs.300/326,  el Dr. Pablo Livio Cazabán defensor de  Edgardo  Fabián Ceferino Nieto Loza, interpone recurso de casación contra la sentencia y sus fundamentos de 289/297 vta., en tanto condena al nombrado a la pena de tres años de prisión como autor penalmente responsable del delito de Robo Calificado en Grado de Tentativa (arts. 167 inc. 4° en función  con los artículos  163 inc. 6° y 42 del Código Penal) que se le atribuye en la causa N° P-103.173/06 tramitada ante la Sala Unipersonal N° 1,  de la Segunda  Cámara del Crimen de la  Primera Circunscripción Judicial, bajo la presidencia del vocal Dr. Roberto Jesús Yanzón.-

A  fs. 337  se da trámite de ley al recurso interpuesto,  y se fija fecha de audiencia para deliberar, la que es realizada a fs. 341 donde se señala el orden de votación de la causa, y se fija fecha de lectura de la sentencia.-

De conformidad con lo establecido por el artículo 160 de la Constitución de la Provincia, esta Sala se plantea las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA: ¿Es procedente el recurso interpuesto?

SEGUNDA: En su caso, ¿qué solución corresponde?.-

TECERA: Costas.-

SOBRE LA PRIMERA CUESTIÓN, EL Dr. BÖHM, dijo:

Habiendo individualizado en los antecedentes, la causa en la que se dictó la sentencia recurrida, el tribunal que la pronunció, y el recurso interpuesto, me remito a lo allí expresado, haciendo constar que a fs. 337 se concede el recurso de casación, y a fs.334/335 vta.. el Señor Procurador General contesta la vista conferida.-      

I. Recurso de Casación:

La censura se basa en el art. 474 inc. 1º y 2ª del C.P.P. (Ley 6.730 y sus modificatorias).-

Pide el recurrente se declare la nulidad del acto sentencial, porque la fundamentación carece de nexo lógico entre la prueba rendida y las conclusiones  que de ella son extraídas, evidenciando en consecuencia el vicio de  ausencia,  insuficiencia y contradicción de la motivación de la sentencia puesta en crisis. –

II. Dictamen del Señor Procurador General:

El  Señor Procurador General se expide por el rechazo sustancial del recurso de casación.-

            Ello en base a las siguientes consideraciones: a) El recurrente  invoca como vicio in iudicando  errores  de carácter  procesal,   sin embargo desde la perspectiva del  precedente "Casal",  que da amplia posibilidad  de interpretación  de la restricción al acceso al recurso fundado en la doble instancia,  debe admitirse la queja, dejando de lado el nomen iuris dado a la misma; b) desde la perspectiva sustancial, explica que si bien se ha omitido valorar la declaración  del testigo de actuación Sergio Gordillo, se considera que  dicha omisión  no es de carácter  esencial, por cuanto  todo el resto de la prueba colectada en la causa es coincidente y concordante, lo que lleva al a-quo a afirmar la autoría  del hecho; c)  el acta de fs. 13 es válida, por cuanto  se trata de un acta de inspección ocular a escasos momentos del hecho y en cumplimiento de las formalidades  del art. 208 del C.P.P.,  que indica que deben describirse  detalladamente  los elementos útiles encontrados; d) idéntica consideración formula respecto del acta que obra a fs. 34 ya que la misma es la constancia de entrega  del rodado que fue suscrita  por el ayudante fiscal, la víctima y el asistente de la Policía Judicial, cumpliendo los requisitos  expresamente previstos  en el art. 147 del C.P.P.; e) deben desestimarse los agravios por falta de motivación, "puesto que el tribunal  fundado en la prueba colectada en la causa,  como es la declaración de los testigos y las constancias de la causa, han dado por acreditado  la plataforma fáctica  que sirve de base para fundar la condena".-

 

III. Antecedentes:

1. Compulsados debidamente los antecedentes de la causa bajo examen, advierto  la existencia de un vicio que invalida la sentencia y fundamentos obrantes a fs. 289/297 vta.,  por el carácter absoluto que exhibe y que impone su declaración, aún en este etapa extraordinaria, de conformidad a las previsiones del art. 199 del C.P.P.- Anticipo la violación del art. 198 inc. 1° del Código de rito.-

La posición adoptada en estos autos, tiene ya precedentes en esta Sala II.  Casos similares como el presente, en donde se declara oficiosamente la nulidad, pese a que no ha sido planteada por el recurrente, ya han sido resueltos en tal sentido. Así ver, "Lucero Gómez" (L.S. 373 - 173); "Funes Guerra" (L.S. 377 - 190); "Godoy" (Autos N° 88.415), entre otros.-

Tengo para mí, que en los autos examinados, existió una alteración esencial de una garantía constitucional indisponible, que provoca la nulidad  de la resolución atacada.  “La nulidad absoluta constituye una herramienta técnica  garantizadora del respeto a los derechos  constitucionales, que asiste a los sujetos procesales,  y asegura de tal modo, la vigencia efectiva de las garantías en este proceso  particular” (Cfr. Cafferata Ores - Tarditti “Código Procesal Penal de la Provincia de Córdoba. Comentado”, Tomo I, pág. 452).-

Afirmado el carácter indisponible de la garantía constitucional afectada, no rige ni la caducidad ni la preclusión y al haber  sido admitido el recurso de casacón, al margen de lo que constituye materia de agravios, este Tribunal posee competencia que lo habilita a la declaración oficiosa de la nulidad absoluta advertida.-

2. A fin de señalar el vicio invalidante, me avoco a la compulsa de las actuaciones, en tal sentido surge: * a) a fs. 51 la titular de la Unidad Fiscal  Departamental Nº 1 Capital, modifica el decreto de avoque por el que se  atribuye  a Edgardo  Fabián Ceferino  Nieto Loza y a  Cesar Darío Loza, el delito de  robo calificado en grado de tentativa en concurso real con robo simple (Art. 42,  167 inc. 4º, en función  con el art. 163 inc. 6º, 55 y 164 del C.P.); * b)  a fs. 130/131 y vta., la fiscalía solicita la prisión preventiva de Edgardo Ceferino  Nieto Loza por encontrarlo prima facie responsable del delito de robo agravado  en grado de tentativa en concurso ideal con robo simple (Art. 42,  167 inc. 4º, en función  con el art. 163 inc. 6º, 55 y 164 del C.P.), de conformidad a las previsiones del art. 293 inc. 1° del Código Procesal Penal; * c) a fs. 132/133, auto de prisión preventiva, dictado por el Cuarto Juzgado de Garantías;  * d) a fs.178/180,  corre agregada Requerimiento de Citación a Juicio de  Edgardo Fabián Ceferino Nieto Loza y de Cesar Darío  Rubén Nieto Loza, por los delitos ya detallados; * e) a fs. 186/190, la defensa de  los encartados  se  opone a la elevación; * f) a fs. 192/194, el titular del Cuarto Juzgado  de Garantías,  no hace lugar a la oposición formulada y ordena elevar las actuaciones a la Excma. Cámara del Crimen; * g) a fs. 201, la defensa de los imputados, solicita la aplicación del principio de oportunidad, en razón de la extensión del daño y acompaña copia del acuerdo logrado, por convenio privado; * h) a fs. 205, la titular de la UFD de Capital, rechaza la solicitud de aplicación del art. 26 del C.P.P.; * i) a fs. 219/220, la defensa de los encartados, se opone al criterio del M. P. F., de conformidad al art. 350 del C.P.P.; * j) a fs. 222, el Juzgado de Garantía rechaza  la oposición  formulada; * k) a fs. 223 la defensa interpone recurso de apelación  en contra de la resolución de fs. 222; * l)  a fs. 227 se dispone la intervención colegiada de la Segunda Cámara del Crimen,  para  el tratamiento y la solución  del recurso de apelación interpuesto.;  * m) a fs. 238/249, se declara la nulidad absoluta de los decretos de fs. 205 y 221 del Ministerio Público, del auto de fs. 222, la inadmisibilidad del recurso de apelación; * ñ) a fs. 255,  para la resolución de la causa N°  P-103.173/06; asume la Jurisdicción la Sala Unipersonal N° 1   de la Segunda Cámara del Crimen, a cargo del vocal Dr. Roberto Jesús Yanzón  * o) a fs. 260/261 Ofrecimiento de Prueba M. P. F. y a fs. 283, fijación de fecha para debate; * p) a fs. 289, corre agregada la Sentencia N° 5.650 pronunciada por  el Dr. Roberto Jesús Yanzón, vocal titular de la Sala Unipersonal N° 1  de la Segunda Cámara del Crimen.-

3. Compulsados los antecedentes de la causa, tengo para mí, que en la especie se ha visto conculcada la garantía que tiene toda persona sometida a la potestad punitiva del Estado, a ser oída por un Tribunal imparcial, razón por la cual resulta necesario circunscribir el alcance  de esta garantía.-

En  el precedente ya citado, recaído en “Funes Guerra” (registrado en el L.S. 377 - 190), sostuve que  "la Corte  Federal  en la causa  L 486 XXXVI "Llerena  Horacio  Luis s/ abuso de arma y lesiones, causa n° 3221, ha precisado el alcance  de la garantía del juez imparcial en el marco del proceso penal, reconocida como un derecho implícito en la  forma republicana de gobierno, y por otro lado, derivada de las garantías del debido  proceso y de la defensa en juicio (art.33 y 18 Constitución Nacional), respectivamente,  además de haber sido  consagrada  expresamente  en diversos tratados internacionales incorporados a la Ley Suprema (cfr. Art. 75 inc. 22º).  Así ha indicado un nuevo contorno de la cláusula  bajo estudio al incorporar con rango de Ley Fundamental  el principio  con arreglo  al cual no satisfacen  el estándar  mínimo en materia  de imparcialidad del Tribunal las reglas procesales que autorizan un procedimiento  en el cual el juez  que, en una primera etapa, tuvo a su cargo la investigación preparatoria sobre los hechos sometidos a su conocimiento,  la producción de pruebas y la resolución de inequívoca naturaleza incriminadota - sobre la eficacia de los elementos  reunidos durante  dicha instrucción para sostener  los cargos inicialmente formulados al imputado y que además, aquellas disposiciones ordenen que ese mismo magistrado sea también quién juzgue, en definitiva, sobre la responsabilidad  penal de aquel.    En idéntico sentido, la Corte Federal, se pronunció en posteriores pronunciamientos  “Venecia”; “Diezer María Graciela” y “Fraticelli, Carlos Andrés”; entre otros.-

Además que: “Esta garantía es uno de los pilares  en que se apoya el sistema de enjuiciamiento, ya que es una manifestación  directa del principio acusatorio y de las garantías  de defensa en juicio  y debido proceso: " conceptualmente  un juzgador actúa con imparcialidad cuando es "tercero neutral"  en una controversia, desvinculado  personalmente de las partes, sin interés alguno con sus posiciones, manteniendo  equidistancia durante el desarrollo  del proceso y  procurando  asegurar la igualdad  de posibilidades de los sujetos procesales intervinientes”.  (Cfr.  Maljar, Daniel E. “El Proceso Penal y las Garantías Constitucionales”; Ed. Ad-Hoc, Pág. 187/188).-

En este contexto la imparcialidad  del juzgador  puede ser definida  como la ausencia  de perjuicios o intereses de éste frente al caso que debe  decidir, tanto  en relación a  las partes como a la materia. Ferrajoli, afirma: “es indispensable para que se garantice la ajenidad  del juez a los intereses contrapuestos…..esta imparcialidad del juez respecto  de los fines perseguidos  por las partes debe ser tanto personal como institucional.” (Ferrajoli, Luigi, “Derecho y Razón.” Trad. Ibáñez,  Perfecto, Trotta, Madrid, 1995 - p. 581.).-

4. Reconducidos los conceptos anteriores a los actos procesales ya puntualizados, entiendo que en la especie  el vocal Dr. Yanzón, titular de la Sala Unipersonal N° 1 de la Segunda Cámara del Crimen, no ha sido extraño al momento de dictar la sentencia condenatoria impuesta a Cesar Darío y Edgardo Fabián  Nieto Loza:   toda vez que oportunamente  integró  la Segunda Cámara del Crimen  junto a los Drs.  Roberto A. Uliarte y José Valerio, para resolver el recurso de apelación interpuesto a fs.  223,   pronunciando la resolución obrante a fs.238/249,  la  que permitió  al proceso avanzar  en la dinámica incriminatoria: la  actuación previa del Dr. Yanzón, sin duda se contrapone  con el sentido y alcance de la garantía que se predica afectada. En este sentido, tomo en cuenta el principio acusatorio de división de funciones, a partir del cual se deriva que quién investiga  no puede juzgar. Si bien es cierto, que en la especie el juzgador no cumplió funciones de investigación, el recurso de apelación interpuesto y que a la postre resultara declarado inadmisible, le atribuyó conocimiento   del proceso   en relación a los agravios vinculados a la aplicación del principio de oportunidad (Cfr. Art. 26 C.P.P.).-

Estas apreciaciones me permiten concluir  afirmando puntualmente que en los autos examinados existió una alteración esencial de una garantía  constitucional nominada "indisponible", que provoca la nulidad absoluta de la sentencia resistida.-

Por las razones expuestas,  y oído el  Sr. Procurador General, corresponde  declarar la nulidad  del fallo de fs. 289/290 y sus fundamentos de fs. 291/297 vta..-

 ASÍ VOTO.-

Sobre la misma cuestión, los Drs. Herman A. Salvini y Pedro J. Llorente, adhieren por sus fundamentos al voto que antecede.-

SOBRE LA SEGUNDA CUESTION, EL Dr. BÖHM, dijo:

            Atento al resultado a que se arriba en el tratamiento de la cuestión anterior, corresponde anular la sentencia  N° 5.650 de fs. 289 y vta.; 292 y sus fundamentos 294/297 y vta. , y remitir al subrogante legal que en orden sucesivo corresponda - en este caso la Sala Unipersonal N° 1 de  la  Tercera  Cámara del Crimen  de la Primera Circunscripción Judicial,  a fin de  la sustanciación de  un nuevo debate (Cfr. Art. 486, 45 del C.P.P.), conforme criterio seguido a partir del precedente recaído en  “Muñoz Daniel”  (Expte. Nº 90.795) (L.S.  382 - 157).-

Asimismo y de conformidad a las previsiones del art. 458 C.P.P., corresponde hacer extensiva la solución propiciada en el tratamiento de la primera cuestión  al imputado no recurrente  Cesar Darío Nieto Loza.  Ello así por estrictas razones de equidad y de coherencia jurídica.-

ASÍ VOTO.-

Sobre la misma cuestión, los doctores HERMAN A. y PEDRO J. LLORENTE adhieren al voto que antecede.-

SOBRE LA TERCERA CUESTION, EL Dr. BÖHM, dijo:

Atento al resultado a que se arriba en el tratamiento de las cuestiones que anteceden, corresponde imponer las costas por su orden, y fijar los honorarios del Dr. Pablo Libio Casaban en la suma de PESOS CUATROCIENTOS ($ 400), teniendo en cuanta el resultado a que se arriba en esta instancia y la labor profesional desarrollada (art. 557, 560 y concordantes del C.P.P., Ley 6.730 y sus modificatorias).-

ASÍ VOTO.-

Sobre la misma cuestión, los doctores HERMAN A. y PEDRO J. LLORENTE adhieren al voto que antecede.-

Con lo que se dio por terminado el acto, procediéndose a dictar la sentencia que a continuación se inserta:

SENTENCIA:

Mendoza, 28 de febrero de 2008

Y VISTOS:

Por el mérito que resulta del acuerdo precedente la Sala Segunda de la Excma. Suprema Corte de Justicia fallando en definitiva,

RESUELVE:

            1º) Anular la Sentencia Nº 5.650  de fs. 289 y vta.; 292 y vta., y sus fundamentos 294/297 y vta. y remitir al subrogante legal que en orden sucesivo corresponda - en este caso la Sala Unipersonal N° 1 -  de  la  Tercera  Cámara del Crimen  de la Primera Circunscripción Judicial,  a fin de  la sustanciación de  un nuevo debate. (Cfr. Art. 486, 45 del C.P.P.).-

2°) Hacer  extensiva  la solución propiciada en el tratamiento de la primera cuestión  al imputado no recurrente  Cesar Darío Nieto Loza. (Cfr. Arts. 458  y concordantes del C.P.P.).-

3°) Declarar que ha devenido abstracto el tratamiento del recurso interpuesto  de  fs. 300/326.-

4°) Imponer las costas por su orden, y regular los honorarios profesionales del Dr. Pablo Livio Casaban en la suma de PESOS CUATROCIENTOS ($ 400), por la labor desarrollada en esta etapa extraordinaria. (Art. 558 y concordantes del C.P.P. Ley 6.730 y sus modificatorias).-

NOTIFÍQUESE.-