Bienvenidos

Instituto de Altos Estudios de Derecho Penal y Derecho Procesal Penal, Comparado, un espacio latinoamericano, amplio y plural de debate, estudio, investigación, intercambio, reflexión y trabajo, constituido con la finalidad de favorecer la integración regional y participar activamente en el “proceso” al monismo jurídico.

Here
TEJADA CECI PDF Imprimir E-mail
Viernes, 30 de Marzo de 2012 12:31

En Mendoza, a diez días del mes de agosto del año dos mil once, reunida la Sala Segunda de la Excelentísima Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordina­rio tomó en consi­deración para dictar sentencia defini­tiva la causa Nº  101.603, caratu­lada: "FISCAL C/TEJADA CECI CRISTIAN; LUCERO DURIN DIEGO; CASANOVA TRIGO DIEGO; MANUELLE MASMUK ENRIQUE P/HOMICIDIO AGRAVADO" S/CAS­ACION".-

De conformidad con lo dispuesto a fs. 1911, quedó esta­ble­cido el siguiente orden de votación de la causa por parte de los Señores Ministros del Tribunal: primero Dr. HERMAN A. SALVINI, segun­do Dr. CARLOS BÖHM y tercero Dr. PEDRO J. LLORENTE­.-

A N T E C E D E N T E S:

A fs. 1855/1871 la Titular de la Octava Defensoría de Pobres y Ausentes, Dra. Ana Stella Maris Granados, por sus defendidos, Roberto Gastón Lucero Duran y Diego Roberto Casanova Trigo, interpone recurso extraordinario de casación contra la sentencia dictada a fs. 1780/1781 vta. y sus fundamentos de fs. 1804/1827  de los autos N° P-59801/06, cara­tulados: "F.c/Tejada Ceci Criatian; Lucero Duran Diego; Casanova Trigo Diego; Manuelle Masmuk Enrique p/homicidio Agravado", origina­rios de la Excma. Cámara Segunda del Crimen de la Primera Circuns­crip­ción Judicial.

A fs. 1877/1895 la defensa de Cristian Sebastian Tejada Ceci y Enrique Mon Tuelle Masmuk interpone recurso extraordinario de casación contra la sentencia supra señalada.

A fs. 1908 y vta. se da trámite de ley a los recursos inter­puestos. A fs. 1910 se fija fecha de audiencia para deliberar, la que es realizada a fs. 1911, donde se señala el orden de votación de la causa y se fija fecha de lectura de sentencia.

De conformidad con lo establecido por el art. 160 de la Constitución de la Provincia, esta Sala se plantea las si­guientes cuestiones a resolver:

P R I M E R A: ¿Es procedente el recurso de casación interpuesto?

S E G U N D A: En su caso, qué solución corresponde?

T E R C E R A: Pronunciamiento sobre costas.

SOBRE LA PRIMERA CUESTION EL DR. SALVINI, dijo:

I.  Recurso de casación a favor de CRISTIAN TEJADA CECI y ENRIQUE MON TUELLE MASMUK.

1.A fs 1877/1895 vta, Raúl Ricardo Sánchez por la defensa de los imputados CRISTIAN SEBASTIÁN TEJADA CECI  y  ENRIQUE MON TUELLE MASMUK, interpone recurso de casación contra la sentencia dictada a fs 1780/1781 vta/1804/1827, por la Cámara Segunda en lo Penal, en  cuanto condena al primero a la pena de PRISIÓN PERPETUA, como coautor del delito de HOMICIDO CALIFICADO POR ENSAÑAMIENTO Y CONCURSO PREMEDITADO DE MÁS DE DOS PERSONAS en concurso ideal, previsto y sancionado por el artículo 80 incisos 2° y 6° y artículo 54 del C. Penal que se le atribuye en los autos n° P- 59.801/06, y se declara REINCIDENTE, conforme el artículo 50 del C. Penal, (dispositivos n° VII y VIII). Y en cuanto condena al segundo de los nombrados a la pena de PRISIÓN PERPETUA como coautor del delito de HOMICIDIO CALIFICADO POR ENSAÑAMIENTO Y CONCURSO PREMEDITADO DE MÁS DE DOS PERSONAS en concurso ideal, previsto y sancionado por el artículo 80 incisos 2 y 6 y artículo 54 del C. Penal, que se le atribuye en los autos P-59.801/06, y se declara REINCIDENTE, conforme el artículo 50 del C. Penal, (dispositivos III y IV).

Funda la queja en el segundo inciso que contempla el artículo 474 del CPP, por entender que se han violado las reglas de la sana crítica racional y la sentencia adolece de falta de motivación.

Alega que es necesario preguntarse quiénes eran las personas que sabían que Ferranti, Manrique y Gómez llegaban el día 18 de junio de 2006 al Penal mendocino para declarar acerca de los hechos ocurridos durante el motín vendimial, los que habían sido trasladados a otras cárceles del país para proteger sus vidas, porque a criterio de la defensa, quienes estaban enterados de esto, podrían haberse preparado para esperarlos con las chuzas fabricadas y a escasos minutos de sus entradas en el pabellón  los ultimaron de la forma en que lo hicieron. Y que los imputados no tenían ningún motivo para matar a los internos recién llegados.

Agrega que la Cámara ha descalificado erróneamente la declaración de Tejada Ceci cuando manifestó que en el mundial de Alemania no se enfrentaron Brasil y Argentina, sino que a criterio del recurrente demuestra espontaneidad en sus declaraciones cuando referió que se disponían a ver un partido "y que le sonaba que era BRASIL con ARGENTINA", lo que coincide con el informe de fs 3/5 donde se indica que  todos estaban en sus celdas al momento de irrumpir el grupo especial anti-choque de la penitenciaría provincial (ver testimonios de Barroso de fs 437 y Soria de fs 732/733).

Esgrime que le llama la atención que Oscar Enrique Canizo Fabrini, quien se encargó en forma personal de ir a Buenos Aires y a Córdoba para trasladar a los internos mencionados, cuando llegaron a Mendoza el 18 de junio de 2006 los entregó a sus inferiores y se retiró a su domicilio, para ser posteriormente Director del Penal mendocino.

El recurrente señala que el voto disidente del Dr Yanzón es el acertado, porque concluye que es imposible dictar una sentencia condenatoria en contra de los imputados, porque Andino Cejas no resulta creíble, y porque adhiere a los fundamentos de la minoría en apoyo de su agravio.

Relacionado con ello, afirma que los amigos de Andino Cejas imputados en el motín vendimial y los penitenciarios, podrían estar interesados en la muerte de los testigos e incluso comprometerse a muchas personas con peso político dentro de la Penitenciaría Provincial, (fs 1884 vta).

Que el testimonio de Andino Cejas es rebatido con contundentes pruebas incorporadas a la causa, en cuanto al horario de la muerte de las víctimas porque según la necropsia habrían muerto entre las 12.15 a 12.30 hs en notable contradicción con los dichos de aquél (entre las 8.30 hs y las 9 horas), en cuanto a la forma que relató habría sacado a Barloa de la celda porque se encontraba en un rincón con miedo, lo que se contradice con las declaraciones de sus propios amigos  y compañeros de ranchada de celda, que dijeron que todos -incluido Andino Cejas- estaban en la misma celda y no pudieron ver lo que pasaba. Que la declaración de Andino Cejas es desmentida por sus propios amigos y compañeros de ranchada en la celda n° 14 quienes manifestaron que ninguno se movió de la celda incluído Andino Cejas, (fs 1885).

Que el testigo de identidad reservada Roberto Oses Pérez, había viajado a Tunuyán por acercamiento familiar y que manifestó que lo expresado lo sabía porque se lo había comentado quien ya había fallecido, el coimputado Ramírez, cuyo testimonio a criterio de la defensa es interesado porque solicitó se lo autorizara a trasladarse a la Cárcel de San Rafael, requerimiento que fue concedido, (fs 1886).

Afirma la defensa que tampoco se ha analizado en la sentencia el perfil psicológico del testigo "estrella" que obra a fs 678, en cuanto los peritos forenses informaron que se trata de una personalidad narcisista, agresiva, fría y de alta peligrosidad que se encuentra cumpliendo una condena por haber violado a su propia hija, (fs 1886 vta).

2. A fs 1904/1905 vta, obra el dictamen del Sr Procurador General  quien se expide por el rechazo del recurso de casación.

Argumenta que el testimonio de Andino Cejas fue valorado como creíble por dos magistrados, por lo que ello debe tenerse en cuenta a los efectos de evaluar la convicción del mismo, lo que depende de la inmediación, (fs 1905).

3. Solución del caso.

Conforme requisitoria fiscal de elevación a juicio de fs 1271/1279, se le atribuye a los imputados que el día 18 de junio de 2006, entre las 8:30 hs y las 13 hs,  conjuntamente con Víctor Maximiliano Ramírez Medina, Roberto Gastón Lucero Durán y Diego Roberto Casanova Trigo, se dirigieron a la celda 09, pabellón 16 de máxima seguridad, y en el interior de la misma portando todos ellos elementos corto-punzantes de hierro usualmente denominados "chuzas" y valiéndose de éstos atacaron a Diego Ferranti y a Gerardo Antonio Gómez, ocasionándoles numerosas heridas que les provocaron la muerte, (fs 1811 vta del fallo).

En cuanto a la declaración de Andino en la audiencia de debate, es examinada por la Cámara en concordancia con el resto de las pruebas relevantes incorporadas al debate y en consecuencia, arriba a la convicción que es creíble, porque si bien se encontraba imputado en la causa, al momento de declarar durante el debate "no puede estar sospechada de tener interés en liberarse de la acusación", porque había sido sobreseído conjuntamente con Morales Neira, González López, Barloa Haydar y López Lencina mediante sentencia n° 1346 del Sexto Juzgado de Garantías, (fs 1813 y vta del fallo).

Relacionado con ello, agrega el Tribunal a-quo, que no se ha demostrado que existió negociación o presión por parte del Ministerio Público respecto de Andino al momento de declarar en este debate -como alegó la defensora oficial-, porque su declaración de fs 771/772 no fue incorporada a tenor del artículo 401 inciso 3° del CPP. Que además, refuerza la credibilidad de su testimonio la circunstancia que no pretendió liberarse de una acusación de la que aseguraba que no era responsable, y porque sabía quienes eran los autores del hecho y así lo declaró en la audiencia, como así también, que anteriormente declaró en calidad de imputado durante la investigación penal preparatoria y en esta ocasión como testigo, por lo que no se encontraría entre dos declaraciones testimoniales contradictorias, (fs 1813 vta).

La Cámara también fundamenta la credibilidad del testimonio de Andino en la circunstancia que se ha probado que la media ensangrentada que fue encontrada en la celda n° 8, fue llevaba por los autores con posterioridad al hecho para limpiar los rastros e impedir que se individualizara a los autores, y asevera también el Sr Juez preopinante que refuerza la credibilidad de su testimonio la circunstancia "que en la audiencia de debate en todo momento los dichos del testigo, se mostraron como espontáneos, sólidos y categóricos, impresionando como veraces y objetivos, a más de coincidir con los restantes elementos probatorios ingresados a la causa", (fs 1814 del fallo).

La autoría de los imputados en los hechos atribuidos también es demostrada en la sentencia con la declaración de Juan Manuel Morales Neira, quien "aseguró que vio entrar a la celda de abajo, la n° 9 a RAMÍREZ y a MONTUELLE. Aseveró que RAMÍREZ llevaba algo en la mano. También aseguró que a MONTUELLE lo reconoció por la ropa. Luego dijo que fueron 3 o 4 personas las que se metieron en la celda. También dijo que lo vio salir a BARLOA muy asustado!, (fs 1814 y vta del fallo).

Consecuentemente con los fundamentos referidos, advierto que el agravio relativo al cuestionamiento de la credibilidad del testimonio de Andino deviene improcedente, habida cuenta que el Tribunal a-quo la ha valorado dentro de las facultades de la sana crítica racional y el principio de la unidad de la prueba, y en pruebas relevantes debidamente incorporadas al debate. Por otra parte, resta señalar al respecto, que la percepción del testigo por parte del Tribunal oral es producto de la inmediación e irrevisable por vía de casación, (cfr LS 415-246; 415-96; 414-247; 414-167; entre otros).

Ahora bien, en cuanto al tiempo en que se produjeron los hechos, el Tribunal de mérito consigna con claros y abundantes fundamentos, que los hechos se sucedieron desde aproximadamente las 8.30 hs hasta el mediodía, en que ultimaron mediante degüello a Gómez y Ferranti, y que el relato de Andino se corresponde con el primer momento, que fue cuando vio en la celda n° 9 al grupo integrado por los imputados, quienes munidos de chuzas golpeaban a Gómez y Ferranti. Luego, afirma la Cámara que tiene por probado que les dieron muerte en el pabellón n° 16 aproximadamente a las 12 hs, lo que coincide con el horario de muerte informado por las necropsias de fs 230 y 231, informes médicos legales de fs 219/220 y fs 222/223, acta de inspección ocular de fs 3 y ss, informe de Policía Científica de fs 192/198 y el complejo fotográfico de fs 2002/2015. Y que posteriormente los cuerpos fueron trasladados hasta el lugar donde fueron hallados, (fs 1814 vta/1817 vta del fallo).

Con relación al horario aclara también el Sr Juez preopinante, que debe merituarse también que el día del hecho fue el 18 de junio de 2006, "uno de los días del año que tiene menos luz solar. Por ello, MORALES NEIRA dijo con razón que no se tiene noción del tiempo en ese lugar", y que en el caso concreto debe ponderarse también que "se trata de personas encerradas porque están privadas de libertad, careciendo de relojes u otros elementos de orientación", (fs 1816 vta/1817 del fallo).

Atento a ello, observo que el agravio vinculado al horario relatado por Andino, hace referencia al primer momento de la secuencia de los hechos atribuidos a los imputados, por lo que tampoco puede prosperar, en razón que la defensa solo ha tenido en cuenta el momento en que degollaron a las víctimas.

Con respecto a la declaración de Tejada Ceci, el Tribunal de mérito la valora en forma individual y en concordancia con el resto de las pruebas decisivas incorporadas al debate y considera que la "versión de los hechos de Cristian Sebastián TEJADA CECI de fs 1249/1250, resultó una mera excusa, frágil, sin sustento probatorio, mendaz y tendiente solo a evadir la responsabilidad por los hechos enrostrados", (fs 1818 del fallo).

También agrega el a-quo en referencia a la declaración de Tejada Ceci que en el momento del hecho estaba viendo el partido entre Brasil y Australia en su celda, que esa afirmación es mendaz porque ese partido se transmitió a las 18.00 hs según el uso horario de Argentina (14.00 hs del uso horario de Alemania), (fs 1818 y vta del fallo).

De acuerdo con los fundamentos reseñados, advierto que tampoco puede prosperar el agravio relacionado con la versión de Tejada Ceci, en cuanto habría estado viendo un partido de fútbol del mundial año 2006, porque como aclara el a-quo a fs 1818 del fallo, incluso el primer partido que transmitían por televisión en junio de 2006 correspondiente a Japón-Croacia, en el horario de las 11.00 hs de Alemania, en nuestro país se transmitió a las 15.00 hs porque según nuestro uso horario, existen cuatro horas de diferencia.

Por otra parte, y en cuanto a los argumentos recursivos referidos en que podría haber otras personas de la Penitenciaría Provinciala e incluso del ámbito político interesadas en la muerte de las víctimas, devienen improcedentes in límine, porque además de no individualizarse a las personas en la queja, ello no ha sido motivo de investigación en la presente causa.

Finalmente, en relación al testigo de identidad reservada Roberto Oses Pérez, a fs 1812 vta in fine/1813 del fallo, se consigna en la sentencia que al haber sido objetada esta prueba por parte de la defensora oficial, Dra Ana Granados, en cuanto no pudo controlar la declaración del testigo, "no puede ser tenida en cuenta a los fines de su valoración", y en consecuencia con ello, no ha sido merituada en la sentencia, por lo que el agravio también deviene improcedente.

Resta señalar que el informe psíquico del testigo Andino Cejas y el delito por el que se encuentra condenado, no son circunstancias relevantes a los fines de evaluar la credibilidad de su declaración en el presente debate, teniendo en cuenta el resto de las pruebas mencionadas anteriormente en las que se funda la Cámara para otorgarle fuerza probatoria a su testimonio, por lo que tampoco puede prosperar el agravio relativo a este punto.

En efecto, como he señalado ut supra, el Tribunal de juicio ha fundado la credibilidad que le otorga a su declaración luego de descartar en base a pruebas esenciales que Andino Cejas pudiera estar sospechado de interés en liberarse de la acusación, y comprobar que sus dichos impresionaron a los magistrados del voto de la mayoría "como veraces y objetivos", (fs 1814 del fallo).

Por las consideraciones vertidas y en coincidencia con lo dictaminado por el Sr Procurador General, me pronuncio por el rechazo del recurso de casación planteado.

ASÍ  VOTO

II. Recurso de casación a favor de los imputados ROBERTO GASTÓN LUCERO DURÁN  y DIEGO CASANOVA TRIGO.

1. A fs 1855/1871, Ana Stella Maris Granados y Cecilia Pedrazzoli, defensora y codefensora de la Octava Defensoría de Pobres y Ausentes, interponen recurso de casación a favor de los imputados ROBERTO GASTÓN LUCERO DURÁN y DIEGO CASANOVA TRIGO, en contra de la sentencia citada, en cuanto los condena al primero de los nombrados a la pena de PRISIÓN PERPETUA como autor del delito de HOMICIDIO CALIFICADO POR ENSAÑAMIENTO Y CONCURSO PREMEDITADO DE MÁS DE DOS PERSONAS en concurso ideal, previsto y sancionado por el artículo 80 incisos 2° y 6° y artículo 54 del C. Penal, por el hecho que se le atribuye en los autos n° P-59.801/06 y autor del delito de COACCIÓN AGRAVADA en concurso real con LESIONES LEVES (artículo 149 ter primer párrafo en función con el artículo 149 bis segundo párrafo, 89 y 55 del C. Penal) que se le atribuye en la causa n° P-34.954/08, todos en concurso real (artículo 55 del C. Penal), y lo declara reincidente conforme el artículo 50 del C. Penal. Y en cuanto condena a DIEGO ROBERTO CASANOVA TRIGO a la pena de PRISIÓN PERPETUA, como autor del delito de HOMICIDIO CALIFICADO POR ENSAÑAMIENTO Y CONCURSO PREMEDITADO DE MÁS DE DOS PERSONAS en concurso ideal, previsto y sancionado por el artículo 80 incisos 2° y 6° y artículo 54 del C. Penal que se le atribuye en los autos n° P-59.801/06, y lo declara reincidente conforme el artículo 50 del C. Penal.

Fundan la queja en el inciso 2° del artículo 474 del CPP.

Alegan que el testimonio de Andino Cejas prestado en el debate, cotejado con el resto del material probatorio carece de consistencia y credibilidad, en base a los fundamentos vertidos por el voto de la minoría, y por entender que los dichos de aquél carecen de confiabilidad según la pericia psicológica de fs 678 de autos y por tener interés en no ser condenado en el hecho investigado.

Agregan que la Cámara omitió valorar la declaración de Cristian Daniel Guiñazú Sepúlveda, personal penitenciario que el día del hecho estaba encargado de entregar colchones a los internos, quien refirió que a las 12.30 hs las víctimas estaban con vida y no estaban maniatados, lo que se contradice con el testimonio de Andino Cejas.

Se agravian porque tampoco se han merituado en la sentencia las declaraciones testimoniales de  Miguel Ángel Barloa Haidar, la que en su opinión también se contradice con la de Andino Cejas, porque a fs 402 de autos aquél refirió que el día del hecho estaba en la celda n° 4 con Ricardo Molina, Marco Molina y Andino Cejas y otro muchacho que no sabe cuál es el apellido y escucharon que alguien dijo "viene el grupo" en referencia al grupo de choque y se fue para su celda, mientras que Andino Cejas declaró que Barloa estaba asustado y se lo llevó.

Afirman que la declaración de Andino Cejas también se contradice con la de Marcos Molina Carrión de fs 625 la que es coincidente con la prestada en el debate, cuando relató que el día del hecho desayunó -como todas las mañanas- en la celda donde vive su primo Ricardo Molina, junto con Barloa, Andino Cejas y otro pibe que no recuerda su nombre, y escuchó que venía el grupo de choque.

Se agravian también porque del acta de inspección ocular de fs 3 y ss. no surge que la agresión mortal que sufrieran las víctimas se produjo en la celda n° 9 como afirma el voto mayoritario, ni tampoco del informe de Policía Científica de fs 192/198, porque en ningún momento se deja constancia que esa celda haya sido lavada como se establece en la sentencia.

Esgrimen también que la Cámara le otorga validez a los dichos de Morales Neira a pesar que declaró en el debate que fue inducido por el Sr Fiscal Correa Llano para que declarara en el mismo sentido de Andino Cejas para liberar de responsabilidad.

Finalmente, exponen que la sentencia es contradictoria porque separa el hecho en dos momentos sucesivos, en contradicción con las pruebas incorporadas al debate: declaración de Guiñazú que dijo que las víctimas estaban con vida a las 12.30 hs; e interpretaciones criminalísticas de fs 192/198 que consignan que las víctimas fueron ultimadas en forma contemporánea en un lapso aproximado entre las tres horas antes del examen de los cuerpos realizado a las 15.15 hs .

Y en relación a la autoría de los imputados, comparten los fundamentos del voto minoritario, cuando señala que la mayoría omitió precisar qué fue lo que hizo cada encartado y de qué modo contribuyó cada uno al resultado criminoso.

Relacionado con ello, se agravian porque en la sentencia no se ha logrado acreditar ningún acuerdo previo entre los imputados, a fin de demostrar la agravante del concurso premeditado de dos o más personas, en la que no es suficiente la coautoría de más de dos personas o mero acuerdo previo entre los coautores.

2. A fs 1904/1905 vta, obra el dictamen del Sr Procurador General quien se pronuncia por el rechazo del recurso de casación impetrado.

Argumenta que el análisis de la declaración de Andino Cejas depende de la inmediación de la que han gozado los magistrados intervinientes y que la convicción sobre la credibilidad del mismo por parte del voto de la mayoría no puede ser revisada por esta vía extraordinaria, por lo que el agravio debe ser rechazado.

Y que el resto de los agravios planteados por la defensa oficial se asientan en una revaloración de la prueba, la que es interpretada en forma distinta al criterio de la Cámara, pero que no constituyen vicios casatorios.

3. Solución del caso.

Luego de un minucioso estudio de los agravios planteados por la defensa y de los fundamentos del fallo casado, arribo al convencimiento -en coincidencia con el dictamen del Sr Procurador General- que la queja no puede prosperar sustancialmente. Veamos.

En primer término, cabe señalar que el examen psíquico de Andino Cejas de fs 678 de autos no informa que se trate de una personalidad mitómana ni que oculte información o presente relatos gananciales, sino que hace referencia a aspectos narcisistas, agresivos y emocionales. Y más allá de ello, los Sres Jueces que componen el voto mayoritario, durante la audiencia de debate han examinado al testigo mencionado y de la percepción de visu, de sus declaraciones y de las pruebas referidas al abordar el tratamiento del recurso de casación anterior, se ha arribado en la sentencia a la convicción de que sus dichos son "espontáneos, sólidos y categóricos, impresionando como veraces y objetivos, a más de coincidir con los restantes elementos probatorios ingresados a la causa", y por ende, se le han atribuido fuerza probatoria a sus declaraciones, (fs 1814 del fallo).

Ahora bien, en relación a Cristian Daniel Guiñazú Sepúlveda, personal penitenciario encargado de repartir colchones el día del hecho, a fs 1812 vta del fallo, destaca la Cámara que estaba en la oficina de guardia junto a Ramírez, y que se incorporó al debate su declaración en la instrucción preparatoria por existir discrepancia entre el horario que declaró a fs 7 de autos (12.30 hs) y el que manifestó durante la audiencia de debate (entre las 10:00 y 10:30 hs).

Cabe considerar también, que según los informes de necropsias de fs 231 y 231 respectivamente, la hora de muerte de las víctimas se ha establecido en  las 12:00 hs aproximadamente.

Asimismo, en lo relativo a Molina Carrión, asevera la sentencia a fs 1817 que este testigo "afirmó que estaban desayunando con BARLOA, ANDINO  y su primo en la celda n° 4, cuando sienten ruido y movimiento de grupo. Aseguró que ANDINO les dijo que pasaba algo extraño y les manifestó que se quedaran".

Ello así, el testimonio de Molina Carrión no contradice la declaración de Andino Cejas, sino que es coincidente con ésta cuando refirió que desayunó en la celda n° 4 con Barloa y Molina Carrión y que cuando Andino Cejas escuchó gritos salió y se dirigió hacia la celda n° 9, (ver fs 1814 del fallo).

Asimismo, la declaración de Morales Neira corrobora los dichos de Andino Cejas, cuando declaró que el grupo de atacantes ingresó a la celda n°9  donde se llevó a cabo la agresión mortal, y por ello ha sido valorada como creíble y se le ha otorgado fuerza probatoria por la Cámara. Además, no consta en las actas de debate ni en los fundamentos de la sentencia, que haya declarado que fue inducido por el Sr Fiscal Correa Llano, ni se ha iniciado ninguna investigación al respecto, por lo que este Tribunal se encuentra impedido de revisar el agravio, por lo que también debe desestimarse.

En relación al acta de inspección ocular de fs 3 y ss y del informe de Policía Científica de fs 192/198, el Tribunal a-quo los pondera a fs  1814 vta/1822 del fallo en varias ocasiones y en concordancia con las pruebas esenciales incorporadas al proceso. Además, en la sentencia se ha demostrado que las agresiones mortales padecidas por las víctimas fueron producidas por los imputados en la celda n° 9 en base a las pruebas instrumentales, testimoniales  e indiciarias mencionadas y merituadas en los fundamentos aludidos. Es decir, la Cámara ha valorado el material probatorio citado de conformidad con el sistema de la sana crítica racional y el principio de la prueba.

Al respecto, esta Sala II sostiene en cuanto a la valoración de las pruebas en general,  que “los medios de prueba no constituyen compartimientos estancos, porque cada uno de ellos se apoya en mayor o menor grado sobre los restantes. "Unos y otros aparecen, finalmente, como los elementos de un todo, y será ese conjunto el que dará la prueba sintética y definitiva, aquélla sobre la cual se podrá levantar la reconstrucción de los hechos. Las diversas pruebas presentadas en un momento dado deben ser examinadas al mismo tiempo, pues el resultado global es el que cuenta; y tales exámenes resultarían incompletos si no se refirieran asimismo a las relaciones entre las pruebas: con frecuencia, de esos propios vínculos nace la conclusión". Las relaciones no interesan menos que los elementos, y éstos no poseen mucho valor sin la concordancia entre ellos " (LS 388 fs 219; LS 401-192).

Por otro lado, cabe señalar que tampoco es procedente el agravio que cuestiona los fundamentos del fallo en cuanto hace referencia a las secuencias del hecho, en base a las pruebas en que se sustenta  como he referido más arriba, en razón que las recurrentes para discrepar con ello, no han tenido en cuenta fundamentalmente las necropsias de fs 230 y 231 de autos, que establecen como horario aproximado de muerte de las víctimas las 12 hs del día 18 de junio de 2006, por lo que no podría atribuírsele credibilidad a la declaración de Guiñazú cuando refirió según la defensa que vio con vida a las víctimas a las 12.30 hs del día del hecho.

Por último, resta destacar que la Cámara ha fundado acabadamente las agravantes previstas en los incisos 2 y 6 del artículo 80 del C. Penal, en base al sufrimiento adicional e innecesario que los imputados le produjeron a las víctimas para quitarles la vida, y porque también se probó el pactum sceleris y el modus operandi en que ejecutaron a las víctimas (los maniataron y les produjeron múltiples lesiones con chuzas y puntas como medio, etc),  (ver fs 1821 y vta/1825 y vta del fallo).

En consecuencia con lo expuesto, y como he anticipado al comienzo del punto, me pronuncio por el rechazo del recurso de casación examinado.

ASÍ  VOTO

Sobre la misma cuestión los Dres. BÖHM y LLORENTE adhieren por los fundamentos al voto que antecede.

SOBRE LA SEGUNDA CUESTION EL DR. SALVINI, dijo:

Corresponde omitir pronunciamiento sobre este punto, puesto que se ha planteado para el eventual caso de resolverse afirmativamente la cuestión anterior.

ASÍ VOTO

Sobre la misma cuestión los Dres. BÖHM y LLORENTE adhieren al voto que antecede.

SOBRE LA TERCERA CUESTION EL DR. SALVINI, dijo:

Atento al resultado a que se arriba en la cuestión que antecede, y en relación al recurso de casación de fs 1877/1895 vta, imponer las costas a la parte recurrente y regular los honorarios profesionales del Dr Raúl Ricardo Sánchez por la defensa de los imputados Cristian Sebastián Tejada Ceci y Enrique Mon Tuelle Masmuk, en la suma de pesos ochocientos ($ 800) por la labor desarrollada y a cargo de los encartados, (artículos 557, 558, 560 y concordantes del C.P.P).

ASÍ  VOTO

Sobre la misma cuestión los Dres. BÖHM y LLORENTE adhieren al voto que antecede.

Con lo que terminó el acto, procediéndose a dictar la sentencia que a continuación se inserta:

S E N T E N C I A:

Mendoza,  10 de agosto de 2011

Y VISTOS:

Por el mérito que resulta del acuerdo precedente la Sala Segunda de la Excma. Suprema Corte de Justicia fallando en definitiva,

R E S U E L V E:

1°) Rechazar el recurso de casación interpuesto a fs 1877/1895 vta por la defensa técnica de los imputados CRISTIAN SEBASTIÁN TEJADA CECI y ENRIQUE MON TUELLE MASMUK.

2°) Rechazar el recurso de casación interpuesto a fs 1855/1871 por la defensa oficial de los imputados ROBERTO GASTÓN LUCERO DURÁN y DIEGO CASANOVA TRIGO.

3°) Imponer las costas a la parte recurrente en el recurso de fs  1877/1895 vta, y fijar los honorarios profesionales del Dr Raúl Ricardo Sánchez por la defensa de los imputados Cristian Sebastián Tejada Ceci y Enrique Mon Tuelle Masmuk, en la suma de pesos ochocientos ($ 800) por la labor desarrollada y a cargo de los encartados, (artículos 557, 558, 560 y concordantes del C.P.P).

Notifíquese